Campaña de Google Ads

Campañas de Google Ads: cómo hacerlas correctamente

Cómo ya os anunciamos la pasada semana, seguimos con los anuncios como forma de fomentar la presencia en buscadores. Así que allá vamos con el nuevo capítulo: Campañas de Google Ads: cómo hacerlas correctamente.

En el articulo anterior, vimos que había que hacer una serie de pasos técnicos a la hora de abrir y enlazar cuentas, que eran indispensables para que nuestra futura cuenta de Google Ads funcionara correctamente.

Y esto es así, porque sin tener todas estas cuentas enlazadas no podremos medir correctamente el alcance de nuestros anuncios y por lo tanto si hemos invertido correctamente o no.

La comprobación de datos debe ser, al final, el último paso de todas aquellas acciones que emprendáis como dueños de empresa, emprendedores, directores de marketing, etc.

Sin ROI estudiado no hay avance.

Pues bien, contando que todo lo anterior está hecho, empecemos con la campaña de Ads propiamente.

Al primer reto que os enfrentareis al crear una Campaña de Ads es:

OBJETIVO DE LA CAMPAÑA

¿Cual es vuestra finalidad? Preguntaos muy seriamente qué queréis conseguir porque, como hemos comentado en varias ocasiones, Google es MUY literal. Si le decís que debe ir del punto A al punto B, lo hará de la forma más rápida, simple y directa que encuentre.

Por lo tanto, deberéis tener ultra claro vuestro objetivo para que saber qué escoger. Y sí, decimos escoger porque Google pondrá delante de vuestros hociquitos 7 opciones…

1/ VENTAS

2/ CLIENTES POTENCIALES

3/ TRÁFICO AL SITIO WEB

4/ CONSIDERACIÓN DE LA MARCA Y EL PRODUCTO

5/ COBERTURA Y NOTORIEDAD

6/ PROMO DE APP

7/ SIN OBJETIVO

En cada una de ellas, encontraréis una breve descripción de lo que conlleva, pero como podéis comprobar, sus títulos son bastante descriptivos.

Las más habituales son las 3 primeras: ventas, clientes potenciales y trafico al sitio web. Para los startups, la promoción de app es probablemente la más acertada.

Consideración de marca/producto y Cobertura y notoriedad de marca son muy especificas y recomendadas cuando ya tenemos consolidado un negocio y lo que queremos es que la marca adquiera prestancia y ocupe un lugar destacado en la mente del consumidor, lo que en Clever llamamos un “efecto Coca-Cola”

Pero lo habitual es que todos queramos vender. Y para eso las 3 primeras son las mejores opciones.

Veámoslas en profundidad:

VENTAS: Si tienes una tienda online, ésta puede ser una de tus opciones. Es bastante adaptable y te permite crear campañas de todas las formas disponibles: búsqueda, display, shopping, etc. Además, deriva directamente a tus posibles compradores a tu teléfono y por supuesto a tu tienda on-line.

CLIENTES POTENCIALES: al igual que la anterior también es bastante versátil. Sin embargo, ésta está diseñada para conseguir que posibles clientes hagan “algo” dentro de tu web, y ese algo no tiene porque ser necesariamente comprar. “Algo” es todo aquello que tú le marques a la campaña como conversión.

Seguro que habéis entrado en multitud de blogs y tutoriales donde, para acceder a la info prometida en el post, te sale una ventanita (pop-up) en la que te pide tu email para poder descargarte el magnífico y maravilloso resumen de conocimiento de algún gurú de turno.

Si metéis vuestro email, queridos Clevernautas, seréis una conversión. Habéis hecho lo que el webmaster quería que hicierais.

Conversión es cualquier mini objetivo que tú marcas dentro de tu web y que el cliente debe llevar a cabo: descargar una plantilla, introducir su email para recibir info adicional, etc.

Estas campañas de clientes potenciales están especialmente pensadas para conseguir conversiones que más tarde se conviertan en listas de retargeting. El retargeting lo veremos en sucesivos capítulos…

TRAFICO AL SITIO WEB: probablemente esta sea la campaña de Ads más cliqueada de la historia.

Tú ves ese cuadrito tan mono ahí que parece prometer que riadas de clientes van a ir en masa a tu web y todo novato… (sí, nosotros también lo hicimos en su día) ¡Y vas cual cervatillo feliz dando saltos hasta hacer clic!

Aquí, Google te dice que con ésta conseguirás hacer que los usuario adecuados vayan a tu web…

A ver… os habéis fijado en la palabra resaltada ¿verdad?

ADECUADOS

ADECUADOS

A-DE-CUA-DOS

¿Google sabe cuáles son los usuarios adecuados para TI? ¿Google lo hace de forma automática?

Pues, lo cierto es que quién debe saber cuáles son los usuarios adecuados para su web ERES TÚ, lector interactivo.

Y aquí entramos en la primera consideración importante que debes grabarte a fuego en cuanto a Campañas de ADS. Acerca el hociquito y lee bien.

Hay determinadas campañas (Ventas y Clientes) que Google puede ejecutar de forma automática si tú se lo pides. Es lo que se conoce como modo Smart.

Nuestro consejo es que no lo uses.

Te diríamos que no, never, jamais… pero como nunca se puede decir nunca… lo dejaremos en que no es la opción más adecuada cuando uno está empezando.

Cuando hagas una campaña de Google Ads, no optes por el modo smart; si lo haces, Google hará tu campaña según sus parámetros y es muy probable que tus anuncios acaben en destinos que no sean nada recomendados para ti, puesto que no podrás segmentar usuarios ni parametrizar otro montón de detalles, que son los que permiten afinar tu puntería con los anuncios.

Crear una campaña de Ads desde 0 lleva mucho tiempo, es verdad, son muchos los detalles que debes decidir, pero es mejor que inviertas el tiempo necesario en hacerlo así para que obtengas un resultado óptimo de tu inversión en anuncios.

Acostúmbrate a controlar todos los parámetros de audiencias, localizaciones, segmentos de población, dispositivos, etc. Esto te permitirá ir conociendo al dedillo a tus clientes e ir familiarizándote con las métricas de resultados.

Google siempre intentará empujarte al modo smart porque a él le resulta el más rentable. Por ejemplo, todas aquellas campañas de display que un novato ejecute en modo smart, Google las implementará en todos aquellos huecos vacíos que los usuarios de Ads más experimentados no hayan elegido.

Ergo… te quedas con las peores posiciones mientras que Google consigue rellenar todos sus huequecitos y es feliz.

Por tanto, intentad siempre que las campañas sean en modo “experto”, es decir, hechas por vosotros mismos de principio a fin.

Una vez elegido el objetivo que nos interesa, se nos desplegarán otra serie de opciones donde elegiremos el tipo de campaña.

Y para que no se os haga muy pesado todo esto y vayáis teniendo los conceptos claros, os dejamos un tiempo para que asimileis toda la información que ya os hemos contado y os aseguréis bien de que vuestra campañas de Adwords… ¡¡tiene los pilares perfectos para ser un éxito!!