Campañas de Google Adwords lll: Verdades y mentiras

Queridos Clever… Bienvenidos al mundo de las Campañas Google Ads lll!.

Muchos de vosotros, emprendedores, empresarios, directivos del marketing o interesados en este fascinante aspecto del marketing digital, estaréis interesados en utilizar lo que todos conocemos como SEM, acrónimo de Search Enginee Marketing, o lo que es lo mismo: publicidad pagada en medios digitales.

En este caso, y tal como os hemos ido anunciando, vamos a hablar de las campañas de Google Ads lll parte.

Caso Práctico Real (con nombres falsos como en las series de TV):

Pepito es dueño de una pastelería. Ahora, con las restricciones de la pandemia, Pepito ha visto como sus clientes han descendido y, aunque siguen siendo fieles a sus productos, se vio obligado a mandar a sus empleados a casa con un ERTE. Tras la desescalada solo pudo incorporar a 1 de los tres que tenía, porque ahora sus clientes deben hacer cola para no colapsar la pastelería. Antes podía servir a una media de 30 clientes diarios, ahora apenas 20.

Es una media de 300 clientes menos por mes…

Pepito fue Clever y se dio prisa en adaptar su negocio al mundo digital, viendo que podía vender por internet y enviar sus productos a domicilio.

Hizo él mismo su web, aprovechando las plataformas que ponen al alcance de todos las posibilidades de crear websites para pequeños negocios y emprendedores.

Tras ponerla en marcha con sus clientes de mayor confianza (los de alrededor de su barrio) ha cogido ritmo y, como el horizonte se abre ante sus ojos en forma de un amplio mercado lleno de pedidos de pastelitos, decide ¿por qué no? invertir en una de esas campañas de Google Adwords que le han dicho que funciona muy bien.

Así que, con toda su ilusión, presupuesta una módica cantidad para empezar con prudencia. Con su cuenta de correo de Gmail abre Adwords y las primeras palabras que lee le hacen pensar que ha escogido muy bien la estrategia de crecimiento de su negocio:

campañas google adwords

Ufanamente pulsa el botón azul… ¡¡¡¡Y Pepito entra en el Wonderful World de las Campañas de Anuncios de Google!!!! (Y comete su primer error)

Ahora empieza lo bueno…

Pepito invierte su cantidad prevista en anuncios, los echa a funcionar y… Una semana, un mes….

No pasa absolutamente NADA.

Su número de clientes en la pastelería es exactamente el mismo (en el mejor de los casos) y las visitas a su web… no experimentan mejoras. Es más, sus clientes, habituados a ir a la tienda prefieren continuar con ese método. Las compras por la web no son significativas, incluso puede que hayan bajado una vez que los clientes han gozado de nuevo de movilidad.

Un mes después de invertir en Campañas de Google ads, su negocio no ha mejorado nada y Pepito piensa (va camino de cometer su segundo error) que quizá no invirtió suficiente…

Pepito, desgraciadamente, acabó perdiendo una nada despreciable cantidad de ahorros en campañas de anuncios que no le proporcionaron ningún tipo de beneficio y con bastante desesperación se preguntaba por qué.

Pepito ha cometido una serie de errores GRANDES como casas, pero no por torpeza, ni mucho menos, sino por desconocimiento.

El desconocimiento, queridos Clevers es un mal amigo en este mundo del Marketing digital.

La cercanía de Google nos hace creer a todos que manejar las herramientas que pone a nuestra disposición es fácil, pero… va a ser que no.

Google es muy técnico, y decimos técnico en el amplio sentido de la palabra. Y esa técnica empieza por la arquitectura de tu web.

Lo primero que tenía que haber hecho Pepito era asegurarse de que su web era lo suficiente profesional y estaba preparada para lo que se le venía encima. Porque las plataformas de DIY (o sea, hazlo tú mismo con tus mecanismos) están muy bien, nos crean un sentimiento de: “qué bien lo he hecho yo solit@ y eso que me ahorro” pero la verdad es que te crean un producto con muy poca usabilidad y que casi siempre está hecho “a medias”

Es decir, te hacen una web visualmente preciosa, un escaparate encantador, pero sin nada detrás y ese vacío acabará costándote el dinero (normalmente el doble de lo que creías ahorrarte) y sobre todo el tiempo que no tenías y sacaste para hacerlo.

La web de Pepito era así. Muy bonita y llamativa, pero:

1) No se adaptaba a móviles

2) No estaba indexada (vamos, que Google no sabía ni que existía así que imaginaos los anuncios…)

3) No tenía ningún tipo de arquitectura SEO

4) Su velocidad de carga era penosa con lo cual nunca llegaba a cargarse del todo con la consecuente penalización que eso supone.

5) Carecía de pixeles de seguimiento por lo que Pepito nunca pudo saber qué fallaba ni dónde

6) Ni vamos a mencionar que no existían backlinks…

Pero, sobre todo, SOBRE TODO, es que ¡¡ni siquiera tenía abierta una ficha en Google My Business!!

¡¡Empresarios de mundo!! ¡¡¡Google My Business es tu amigo!!!

¡Si tu negocio no tiene ficha en GMB, Google no te geolocalizará y pasará de ti como de la miepiiiiiiiiiiiiiiiii!

Antes de hacer cualquier anuncio de pago en cualquier plataforma, sean campañas de Google Ads o anuncios en Redes Sociales, hay que tener en cuenta que tu página web debe estar preparada para ello porque si no es así habrás tirado tus esfuerzos a la basura más basura de todas las basuras.

Así que, lo primero de todo, antes que meteros en Campañas de pago de anuncios, revisad que vuestra web contiene todos los parámetros anteriores. Que vuestros datos aparecen correctamente en una ficha de Google My Business, o mejor, en todos los directorios de empresas de grandes buscadores.

¡Venga va! Os dejamos deberes para esta semana. Revisad que todos estos parámetros están bien y los tenéis en orden y la próxima semana os diremos paso a paso como crear una Campaña de Google Adwords que de rendimiento a vuestra empresa.

Si vuestra web no cumple los requisitos… ya estáis tardando en ir a que os la haga un@ profesional (uno de verdad)

Deja una respuesta